SAI  
 
 
 
 
 
 
Artículos destacados · Proyectos    
 
Inicio > Sentir el Diseño > Nuestro Primer Hogar
 
 

Arq. Juan Ignacio Morasso
Nuestro Primer Hogar

Cuando medimos el tiempo de vida de una persona tomamos como referencia el día de su nacimiento. Sin embargo, existimos como ser independiente desde el mismo momento de la concepción. Esta forma de contabilizar nuestra edad tiene como fondo la idea de que, durante los más o menos nueve meses que dura un embarazo, el bebé intrauterino va creciendo dentro de la madre y finalmente nacerá al mundo exterior.

Nuestra primera sensación de confort viene dado desde nuestros primeros días dentro del vientre de nuestra madre. Allí desarrollamos nuestros primeros sentidos, el tacto con los roces, el sonido con el latir del corazón, el gusto y el olor recibiendo nuestros primeros alimentos en fin nos formamos una idea de bienestar o estar a gusto en un recinto preliminar.

Esas sensaciones las trasladamos al ser adultos a nuestros hogares o nuestra vivienda ideal, creando bellos ambientes con gratos espacios y dándole nuestros toques finales casi recordando de dónde venimos.
Nuestras primeras percepciones de un hogar cálido y amoroso nos acompañarán para siempre, constituirán una base sólida sobre la que crecer y desarrollarnos como seres humanos en armonía. Desde el primer momento de gestación recibimos de nuestras madres ese confort y bienestar con los pensamientos, sentimientos a través de la semilla del amor, lista para germinar en cuanto nacemos y estemos en sus brazos.

Estos primeros meses de vida dentro del vientre donde nos formamos como ser humano marcaran de por vida nuestro comportamiento, es por ello que queremos ilustrar de la manera más concreta nuestra primeras sensaciones de confort y bienestar de nuestro primer hogar.

Descripción del proyecto: El proyecto consiste en crear una membrana orgánica a partir de cinta adhesiva de empaque 3M, la cual da forma a un espacio volumétrico simulando la placenta materna, dicha membrana se soporta de una estructura de andamios Dalmine, los cuales llevan el peso generado de forma autoportante. Dicha estructura o membrana es un elemento traslúcido el cual se ilumina por medio de LED’s que cambian de color para darle más dramatismo. Esta estructura es capaz de soportar el peso humano por lo que los visitantes pueden, si lo desean, introducirse dentro de la membrana para experimentar un sinfín de sensaciones y recordar la primera referencia que tenemos de bienestar y confort.

Descripción técnica: Los componentes a utilizar son seis andamios Dalmine anclados unos a otros ubicados en un área de 5 x 7 metros y sin exceder los 3 metros de altura. Aproximadamente 6 kilómetros lineales de cinta adhesiva de empaque 3M, desplegados hasta formar un volumen orgánico y asimétrico que simula el vientre materno. Iluminación con cambios de color mediante luminarias LED.

 

Ficha Técnica:

Proyecto Arquitectónico:
Arq. Juan Ignacio Morasso Tucker

Renders:
Arq. Jimmy Ferreira

Colaboradores:
Osmer Jesús Carpio Velázquez (Estudiante Universidad de Los Andes)
Miguel Eduardo Henríquez Valenzuela (Estudiante Universidad de Los Andes)

Electricista:
Nelson Avila

Patrocinantes:
Andamios Dalmine
3M Venezuela

 
Publicidad

Regresar y salir de la Revista

Suscripción
Sumario
Artículos destacados
Arquitectos presentes
Crear nuevo
Ver portafolios
Ediciones anteriores Avisos en DN
Banners en DN.net
Zona de anunciantes
SAI 2012
El concurso
Arte y Arquitectura
Los expositores
 
 
 
Soluciones SWSNET